Buscar

TaskMeNot Blog

¡Recupera tu tiempo!

Categoría

Tiempo

Mejora tu productividad con la Técnica Pomodoro

La Técnica de Pomodoro, inventada en 1980 por Francesco Cirillo y que lleva por nombre “tomate” debido a que su creador utilizó un temporizador de cocina en forma de tomate,  permite dividir tu tiempo de forma sencilla y eficaz para realizar el máximo de tareas durante el día sin perder tiempo y tomando descanso para despejar la mente y relajarse. A continuación, te contamos todo lo que debes saber para comenzar a aplicar esta técnica en tu vida.

¿Cómo funciona la técnica de Pomodoro?

El proceso de esta técnica es sencillo, deberás dividir tu tiempo en bloques de 25, 5 y 15 minutos  de la siguiente manera: comenzarás trabajando durante 25 minutos corridos sin distracción alguna, este tiempo es el llamado Pomodoro. Una vez finalizado un Pomodoro, tendrás un descanso de 5 minutos, sin levantarte de tu lugar de trabajo, de esta forma evitas durar más tiempo de lo indicado. Luego de que realices una serie de 4 Pomodoros, lo que equivale a 100 minutos de trabajo, podrás tomar un descanso de 15 minutos y esta vez si puedes alejarte de tu lugar de trabajo. Recuerda cumplir con los descansos indicados, esta es la clave de la productividad, ya que logras mantener tu cerebro activo, pero sin agotarlo, culminando así la mayor cantidad de asignaciones  que tengas durante el día.

Consejos para lograr mejores resultados al aplicar la técnica

  • Ya que conoces la duración de un Pomodoro, haz un estimado de cuantos necesitas para culminar una actividad.
  • Luego de saber cuántos Pomodoros te tomara cada actividad, anota cuáles son las tareas que vas a realizar según el tiempo que dispongas para aplicar la técnica.
  • Aleja todas las distracciones externas que puedan hacer que pierdas tiempo de tu Pomodoro, en caso de que suceda recupera los minutos perdidos en tus descansos, pero sin omitirlos.
  • Cada vez que culmines con una tarea, dedica unos minutos para revisar tu trabajo.

Utiliza un Pomodoro inteligente

Aunque puedes utilizar un temporizador de cocina como lo hizo su creador, hoy en día existen aplicaciones especializadas para esta técnica que puedes obtener en tus dispositivos móviles. En caso de que no desees instalar un programa puedes utilizar la aplicación web  gratuita Marinara Timer, la cual te permitirá controlar de forma personalizada tus Pomodoros con las alarmas que te indican que es hora de tomar un descanso. También hay otras opciones sencillas como el Moosti, Focus Booster y  Tomato Timer, que tienen aplicaciones para Windows, Linux y OS X.

Otra opción más completa seria Team Viz, esta aplicación que puedes descargar también en tu móvil iOS o Android, te permite administrar tus tareas como un profesional ya que tendrás la posibilidad de ver las estadísticas de progreso. Si tienes Android te recomendamos It’s Pomodor Time y CleanFocus, ambas son muy fáciles de usar y son gratuitas. Y si usas iOS, puedes pagar por la aplicación Pomodoro Timer que tiene un valor de US$1.99 o si deseas una versión gratuita, también existe Flat Tomato.

¡Ya sabes qué puedes hacer para incrementar tus niveles de productividad, simplemente haciendo uso adecuado y equilibrado de tu valioso tiempo!

Anuncios

¡No voy a perder más mi tiempo!

Siempre tenemos en mente la pregunta de “¿Qué he de hacer para ser más eficaz y no tener la sensación de estar perdiendo el tiempo?”, así que nos pusimos a investigar y hemos encontrado una serie de consejos:

  1.  LO MÁS FÁCIL PRIMERO

Aunque se logra una mayor productividad cuando comenzamos por las tareas desagradables o difíciles, los psicólogos recomiendan que, si nos cuesta trabajo comenzar, comencemos por lo menos complicado.

Empezar se nos hace muy cuesta arriba, parece más difícil de lo que realmente es, pero la realidad es que una vez das el primer paso y lo superas tu cerebro toma una especie de impulso que le permite trabajar con mayor efectividad. Al realizar una lista de prioridades y de los pasos a seguir, tu cerebro se liberará de mucha presión.

  1. BURLA A TU CONCIENCIA

Engaña a tu cerebro de esta forma para que las tareas más difíciles sean menos aterradoras y, de esta forma, sentirse así más tranquilo:

En lugar de pensar “tengo que terminar tal tarea tan complicada”, piensa “debo enviar un correo”, y después “debo realizar la plantilla”. Así sucesivamente, paso a paso. Se trata de que no le repitas a tu cerebro la frase que revela la gran magnitud de la tarea a realizar, simplifícalo.

  1. SÉ COMPASIVO CONTIGO MISMO

Tal vez pienses que debes ser súper estricto contigo mismo. Pero la ciencia recomienda que te lo tomes con calma, que no te reprendas ni te martirices. Ser compasivo contigo te ayudará a aprovechar mejor el tiempo.

Date tregua, así tu cerebro registrará menos presión y podrá gestionar todo con más calma y eficiencia.

  1. TEN UNA BUENA RAZÓN

Siempre es más fácil realizar tareas que nos gustan, en las que confiamos y de las que estamos convencidos. Por eso, si te está costando trabajo comenzar, puedes dedicarle unos minutos a plantearte por qué vale la pena hacerlo, por qué es importante cumplir con ciertos propósitos. Convéncete.

La ciencia y muchos doctores recomiendan buscar un porqué más íntimo, eso genera una ambición personal que te ayuda y motiva para alcanzar ese objetivo.

Estos consejos nos parecen prácticos y aceptables, pero falta uno muy importante.

  1.  CONFIAR Y DELEGAR

Intentamos acarrear con todo, estar en todos los lados, y no utilizamos adecuadamente las herramientas que hoy en día tenemos.  Utiliza mejor el tiempo encontrando quien te puede ayudar y confía delegando esas tareas, así tendrás más tiempo para lo que es realmente importante.

Por último…Si deseas que salga todo bien, piensa en que todo saldrá bien, y todo saldrá bien.

Esperamos que pruebes estos consejos tan simples y te sirvan tanto como a nosotros. Ya nada podrá contigo, ¡a por ello!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑