El principio de Pareto dice que en la mayor parte de las situaciones el 80% de las consecuencias proviene del 20% de las causas. Este principio puede ser usado como base para gestionar nuestro tiempo y enfocarnos en las tareas que realmente marcan la diferencia.

El principio de Pareto ha sido aplicado a muchas actividades, sobre todo en el mundo financiero en el que se suele poner como ejemplo a Warren Buffet cuya fortuna proviene de una pequeña parte de su amplia cartera de inversiones.

¿Cómo podemos aplicar el principio de Pareto a nuestra vida cotidiana? Podemos hacerlo identificando aquellas cosas vitales que contribuyen en mayor medida a la consecución de nuestros objetivos y cortar o externalizar las restantes. Una vez que identifiques ese 20% de tareas que realmente marcan la diferencia en tu trabajo y en tu vida, redistribuye los recursos para dedicarles más a estas tareas y retíraselos a aquellas que son menos importantes.

TaskMeNot es un servicio especialmente diseñado para liberarte de ese 80% de tareas que te impiden enfocarte en ese otro 20% de tareas que son más productivas para ti.

Una manera de establecer tus prioridades cada semana es hacer una lista de tareas por hacer, agruparlas por categorías y luego ordenarlas por orden de importancia. Esas que queden abajo es tú 80% no productivo y de esas nos podemos hacer cargo nosotros.

Anuncios